Abuso policial en contra de indefensas mujeres en la ciudad de Popayan-Cauca

Popayán-Cauca – enero 2 de 2020

El 24 de diciembre de 2019, cerca de las 2:30 de la tarde cuando la señora CAROLINA URBANO se encontraba laborando en el local comercial de venta de zapatos propiedad de su  hermana en la calle 5 con carrera 17 local 46 del barrio la Esmeralda de la ciudad de Popayán- Cauca,  llegó una clienta pidiendo que se le devolviera el dinero por unos zapatos que había comprado ya que a su hija le habían gustado otros zapatos,  la señora CAROLINA URBANO y su hermana le informaron  a la señora que podían cambiar los  zapatos pero que no podían hacer la devolución del dinero. El esposo de la señora de formar agresiva las amenazó con traer a la policía, y en efecto a los tres minutos llegó un hombre de civil que se identificó como policía y con el nombre de MANUEL ALEJANDO SAMPAYO CAICEDO. Una vez llegó al local, agredió verbalmente a la dueña del local diciéndole palabras soeces y gritándole que era una rata y la empujo al suelo, al ver esto la señora CAROLINA URBANO salió en defensa de su hermana y la auxilio, a lo que el agente de policía vestido de civil MANUEL ALEJANDRO SAMPAYO CAICEDO la empujó, la tumbó al suelo y le propino patadas y puños en todo el cuerpo dejándole moretones y fracturándole un pie. La comunidad al ver esta terrible situación apartó al policía de civil MANUEL ALEJANDRO SAMPAYO, y auxiliaron a las mujeres.

Al instante llegó una patrulla de la policía correspondiente a la estación de policía del Parque Informático,  quienes amenazaron a las mujeres con cerrarles el local en caso de que ellas interpusieran algún tipo de demanda o  denuncia, las subieron a la fuerza a una patrulla a pesar de que la señora CAROLINA URBANO se encontraba fracturada por los golpes que le propino el agente MANUEL ALEJANDRO SAMPAYO CAICEDO, las llevaron hasta la estación de policía, les hicieron  firmar un documento, no les entregaron copia del mismo y las volvieron amenazar  con cerrarles el local en caso de que interpusieran  cualquier tipo de denuncia, Las mujeres se vieron obligadas a firmar el documento por la coacción de las amenazas . Al señor MANUEL ALEJANDRO SAMPAYO CAICEDO no lo entrevistaron, no lo llevaron hasta la estación de policía, ni lo conminaron a la realización de alguna acción, por el contrario, los agentes de policía los favorecieron.

Posteriormente la señora CAROLINA URBANO se dirigió al hospital Ese -Susana López de Valencia en donde a través de radiografía verificaron que los golpes habían originado una fractura en el pie “FRACTURA DE LOS HUESOS DE OTROS DEDOS DEL PIE” y se le informó verbalmente que debía ser operada, pero por ser día de fiesta le dieron de alta y le pidieron que regresara al otro día. Al día siguiente, cuando ingresó al hospital, el médico especialista le indicó que ya no requería de operación y el médico general se negó a dar incapacidad medica argumentando que ella por ser del régimen subsidiado no tenía derecho a una incapacidad, además que era muy grave porque ella estaba acusando a la policía y él no quería verse involucrado en demandas ni nada de esos porque era muy peligroso.

El día 26 de diciembre de 2019 la señora CAROLINA URBANO se dirigió a interponer la denuncia ante la URI de la Fiscalía, la remitieron a medicina legal, y  en medicina legal se negaron a informarle el resultado de la valoración médico legal, no le entregan copia de la valoración como usualmente lo hace la institución, le indicaron que el caso no daba para ningún tipo de incapacidad médico legal y que ellos le informarían directamente a la fiscalía. La señora no podía caminar, tenía fractura evidente en su pie y llevaba historia clínica y radiografías que soportaban dicha condición.

A pesar de que la señora indicó que teme por su vida por las amenazas que el señor MANUEL ALEJADRO SAMPAYO hizo en su contra y de sus familiares, no se adoptó ningún tipo de medida de protección.

La señora CAROLINA URBANO se encuentra con su pie fracturado, no ha podido movilizarse, no ha recibido atención médica adecuada, se le ha obstruido su acceso a la administración de justicia y se encuentra en estado de zozobra y terror por las amenazas que los agentes de la policía de civil y uniformados lanzaron en contra de ella y de su hermana.

Este es un caso de violencias basadas en generó propiciada por el mismo Estado, dos inermes mujeres soportando las agresiones verbales y físicas de miembros de la policía nacional, dos mujeres desamparadas coaccionadas y constreñidas por las amenazas de policías encubridores y criminales, dos mujeres sometidas bajo el uso brutal de la fuerza, la instauración de la violencia, el miedo y el terror. Es en un Estado Fascista donde quienes detentan el poder se abrogan la potestad de reconocer o desconocer los derechos fundamentales de las personas. Bajo el mandato del Uribismo en la persona del presidente IVAN DUQUE MARQUEZ se han revivido las masacres, los homicidios selectivos, se ha intensificado el genocidio de líderes sociales y desmovilizados del proceso de paz. La muerte retomo su papel protagónico en la historia y en todas las esferas sociales la violencia contra el ciudadano es una constante y se usa como mecanismo para instaurar el miedo y el terror, Colombia está gobernada a través de la violencia, el miedo y el terror, estamos gobernados por el Fascismo.

Responsabilizamos al Estado de Colombia de lo que le llegare a pasar a la señora CAROLINA URBANO y sus familiares tanto en su salud como en su seguridad, vida e integridad personal.

Instamos a la Fiscalía General de la Nación para el inicio de una investigación integral bajo los principios de la debida diligencia. Spoa: 190016000601201910209.

Instamos al Instituto de Medicina Legal para la realización de sus funciones con transparencia y garantizando el buen trato y la no revictimización de la señora CAROLINA URBANO.

Solicitamos al Ministerio de Salud y a la Super Intendencia de salud garantizar la atención integral en salud de la señora CAROLINA URBANO procurando su recuperación efectiva

Solicitamos a la Procuraduría General de la Nación adelantar investigación disciplinaria bajo la institución del poder preferente en contra del agente de la policía MANUEL ALEJANDRO SAMPAYO CAICEDO , en contra de  los policías de la estación de policía del parque informático que estaban de turno el día 24 de diciembre de 2019 en horas de la tarde, en contra de  los médicos especialistas y generales que negaron la atención de la señora CAROLINA URBANO en el hospital Susana López de Valencia el día 25 de diciembre de 2019 , así también como del médico legista y funcionarios del instituto de medicina legal que no han entregado el dictamen médico forense a la usuaria.