Amenazas y persecución del ejercito a líderes campesinos de las veredas El Vergel y Pedregal de Caloto Cauca

La Corporación Justicia y Dignidad se permite informa a la Comunidad Nacional e Internacional hechos nuevos que constituyen vulneraciones a la integridad personal y a la libre circulación de las familias campesinas de las veredas el Vergel y el Pedregal, lo que significa una grave amenaza e inminente riesgo contra la vida y la integridad de sus habitantes.

    1. En horas de la mañana día martes 27 julio de 2010, varios miembros del Ejército Nacional llegaron a la vereda El Pedregal del municipio de Caloto y se acantonaron cerca de las viviendas y de la escuela en la cual se encontraban decenas de niños y niñas recibiendo clases.

Con frecuencia, como lo hemos señalado en anteriores informes, una vez el Ejercito se acantona en los lugares poblados empiezan los enfrentamientos armados con la guerrilla, como a la postre ocurrió este día. Los niños y niñas quedaron atrapados durante varias horas en la escuela sin poder salir, debido a los fuertes combates que se registraron, en que fue impactada la escuela en varias oportunidades.

2. Este mismo 27 de julio, hacia el medio día, un grupo de tres miembros del ejército nacional llegó a la finca del señor JULIO TROCHEZ en la misma vereda. El señor JULIO TROCHEZ es el padre de la menor VERONICA TROCHEZ, quien el pasado 4 de junio fue herida por un disparo de fusil cerca a su columna vertebral que le salió por el abdomen y que en la actualidad se encuentra en grave estado de salud.

Uno de los militares le dijo al señor JULIO TROCHEZ, que ellos tenían información que la guerrilla acampaba en la finca de La familia ULCUE PERDOMO en la misma vereda EL PEDREGAL y que estaban esperando el momento oportuno para “ajustar cuentas” con los señores RAFAEL ULCUE PERDOMO Y SERGIO ULCUE PERDOMO. Debe aclarase que esta acusación es falsa; por el contrario, son los militares quienes de manera sistemática vienen ocupando, no solo las fincas de los campesinos de estas veredas, sino también las casas de habitación y lugares protegidos por el DIH.

Recordemos que el día 27 de marzo de 2010, otro grupo numeroso de militares, sin orden judicial, llegaron a la casa de habitación de la señora HERMINIA PERDOMO, madre de RAFAEL y SERGIO ULCUE PERDOMO en el casco urbano del municipio de Corinto y en tono amenazante, inquirieron a ADRIANA MARIA ULCUE por sus hermanos exigiéndole fotografías y los documentos de identificación de ellos. En esa ocasión los militares afirmaron “Ellos  se encontraban en serios problemas” (refiriéndose a RAFAEL Y SERGIO); Asimismo, en esa fecha, algunos militares tomaron fotografías a la casa y a las personas que allí se encontraban. Otro militar filmó la casa y sus alrededores.

3. El día de hoy 1 de agosto de 2010, a la 1 de la madrugada, un grupo numeroso de hombres armados llegaron a la finca de la familia ULCUE PERDOMO en la Vereda El Pedregal y estuvieron acechando por largo tiempo en la finca. Según los campesinos que los vieron, estaban esperando la oportunidad para atacar a alguien.

RAFAEL ULCUE PERDOMO Y SERGIO ULCUE PERDOMO, líderes populares de procesos de organización campesina en las veredas El Vergel y El Pedregal y quienes permanentemente han denunciado los atropellos y crímenes contra la población civil por parte del Ejército y los actores armados en la región, solo se enteraron de esta grave situación el día de ayer, pues el señor JULIO TROCHEZ muy temeroso les contó a los afectados que no lo había contado antes por temor a represalias del ejercito.

En el momento la familia ULCUE PERDOMO está muy asustada y los hermanos SERGIO Y RAFAEL se han tenido que desplazar de sus veredas, en procura de proteger su vida.

Los habitantes de las veredas El Vergel y El Pedregal están muy temerosos que ocurran nuevos daños a la vida y la integridad física y a sus bienes materiales, como los acaecidos en lo que va corrido del año.

Hacemos un llamado urgente  a la Oficina del Alto Comisionado para los DDHH de las Naciones Unidas y a organizaciones defensoras de derechos humanos y de DIH de carácter nacional e internacional para que insten al Estado de Colombia a la protección de las comunidades campesinas, la prevención de su desplazamiento y especialmente la protección de la vida de sus líderes.

Caloto, Cauca 1 de agosto de 2010.