HERIDA DE CONSIDERACION LA PROFESORA MARIA ZOILA LOPEZ Y UN MENOR DE NUEVE AÑOS DE EDAD, EN LA VEREDA LOPEZ DEL CORREGIMIENTO DE TACUEYO DEL MUNICIPIO DE TORIBIO-CAUCA EN ENFRENTAMIENTOS ENTRE EL EJÉRCITO Y LAS FARC

Desde las 5 A.M. del día de hoy 26 de abril de 2010, se vienen presentando intensos enfrentamientos armados entre efectivos militares del Ejército Nacional y las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC-EP, en el Corregimiento Tacueyò del municipio de Toribio-Cauca.

Según informaciones de los habitantes de la región, siendo las seis de la tarde (6 PM) de hoy, en la Vereda LOPEZ de ese Corregimiento, sufrió heridas de consideración la profesora MARIA ZOILA LOPEZ, así como un menor de nueve años de edad, aun sin identificar.

Los heridos fueron atendidos de urgencia en el Centro de Salud del corregimiento de Tacueyò, pero dada la gravedad de las heridas sufridas con arma de fuego, fueron remitidos a un Hospital de mayor nivel. Sin embargo, a esta hora, aun se encontraban en ese centro asistencial a la espera de una ambulancia procedente de Toribio para ser trasladados.

En el momento, los enfrentamientos se están desarrollando en el caserío de la vereda López, un poblado de más o menos treinta casas, donde el Ejército Nacional se encuentra atrincherado, disparando desde las casas y lugares públicos poniendo en grave riesgo a la población civil.

Los habitantes del sector se encuentran en riesgo inminente de vulneración a sus derechos a la vida y a la integridad, por el accionar del Ejercito Nacional y la ausencia Estatal ante los requerimientos humanitarios de la población.

Desde finales del 2009, varios municipios del nororiente del departamento del Cauca, han tenido que padecer las inclemencias del conflicto armado y la flagrante infracción a las disposiciones del Derecho Internacional Humanitario, ya que los combates entre militares y guerrillas se presentan en zonas habitadas de población civil.

Los enfrentamientos en la región, vienen dejando múltiples pérdidas humanas, destrucción de bienes civiles, culturales, organizativos y un estado de terror generalizado en la población civil.

Hacemos un llamado urgente  a las instituciones del Estado de Colombia para que cese las acciones que violan el DIH y adopte las medidas urgentes y necesarias para la protección de los derechos a la vida, la integridad personal y evite el desplazamiento forzado de los habitantes de esta región del País.

Asimismo, llamamos a las organizaciones defensoras de derechos humanos de carácter nacional e internacional para que brinden el acompañamiento del caso mediante la denuncia,  la visibilización y divulgación de la presente información.

Cali, 26 de abril de 2010